*Estudios Biblicos*

Para: Recién Nacidos

Primeramente dejame darte

la bienvenida a la familia de cristo.

Esta serie de estudios que pienso desarrollar es por el interes que han mostrado una vez que dejaron que el señor entrara en sus vidas me complase saber que esta pagina es de bendicion comienzo con la primera serie de estudios. para recién nacidos. no olvides en dejarme tus comentarios por si tienes dudas sobre algo.

tratare que a la brevedad posible tengas respuesta

Dios Te Bendiga hoy Mañana Y Siempre...

*Lecciones*

Lección N° 1 ................... Recién nacido

Lección N° 2 ................... La oración

Lección N° 3 ................... La Biblia

Lección N° 4 ................... Creciendo en familia

Lección N° 5 ................... El pecado

Lección N° 6 ................... Se puede vencer la tentación

Lección N° 7 ................... Encontrando bendición en las pruebas

 

Recién Nacido

Introducción: Al haber aceptado a Jesucristo como tu Salvador, ahora tienes una nueva relación con Dios y su familia:

Efesios 2:19: “Para Dios ya no son extranjeros. Al contrario, ahora forman parte del Pueblo de Dios y tienen todos los derechos; ahora son de la familia de Dios”. (Versión lenguaje sencillo)

 ¿Que Significa Recién Nacido?

* Ser un recién nacido o haber nacido de nuevo, significa que tu vida ha comenzado una nueva relación con Dios.

* Cuando Dios nos creó él quería que tuviésemos una relación íntima y amistosa con él. Pero cuando desobedecimos y pecamos esa relación se corta. Romanos 3:12-17,23; ninguno vivió como Dios quiso que viviéramos.

* Desde el momento en que tomamos la decisión de seguir a Cristo, y nos comprometemos a vivir con y para él, Dios realiza varias cosas en nosotros:

  1. Redención: uno de los frutos es que “Dios nos perdona el pecado”. Jesús al morir por nosotros nos redimió y el precio fue su sangre. Efesios 1:7, la medida de lo que Dios nos ha perdonado tiene relación con “las riquezas de su gracia”, si pudiéramos medir la gracia de Dios (su favor, regalo inmerecido) entonces podríamos ver lo que él nos ha perdonado, porque su gracia es infinita.
  2. Lavamiento: “Somos limpios de nuestros pecados”. Efesios 1:7. Nos salvó de nuestros pecados y nos hizo una nueva creación 2ª Corintios 5:17. El Espíritu Santo produce una maravillosa transformación.
  3. Regeneración: “Somos renacidos” Juan 3:5. Tiene que haber un nacimiento espiritual para entrar al reino de Dios, este nacimiento es producido por el Espíritu Santo cuando una persona realmente cree en el Señor Jesucristo.
  4. Justificación: “Tenemos paz con Dios” Romanos 5:1. Ha terminado la guerra y las enemistades, por medio de la obra de Cristo hemos pasado de enemigos a amigos de Dios.
  5. Adopción: “Somos hijos de Dios” Romanos 8:15. Cuando alguien recibe a Cristo no es para ser esclavo, sino que pasa a ser de la familia de Dios como su hijo, por lo que le podemos llamar: ¡Abba Padre! , que significa “papito”; así podemos llamar a Dios, que además que es tan grande, está íntimamente cercano a nosotros.
  6. Aceptación: “El Padre nos recibe” Efesios 1:5-6. Él podría habernos salvado sin hacernos sus hijos, pero escogió ambas cosas. Fuimos adoptados por medio de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo.
  7. Vida Eterna: “Tenemos una esperanza de vida” Juan 5:24. Ahora que somos hijos de Dios tenemos una vida eterna que es la vida de Jesucristo.                                       Todas estas cosas ahora son tuyas, ya que has recibido a Cristo en tu corazón, y ya puedes decir que eres salvo y perteneces a la familia de Dios.

La Oración

Introducción: El elemento básico para vivir en la familia de Dios es el Crecer en el conocimiento y relación con nuestro Padre Celestial, esto se logra conversando con él “Oración

 

Orar: es conversar con Dios, puede ser que al principio resulte extraño, pero al continuar haciéndolo llegará a ser más significativo.

 

La oración tiene un orden:

 

Adoración :  Por lo que Dios es.

Alabanza :    Por lo que Dios hace.

Agradecer :  Por las comidas, la vida, salud, trabajo, familia, etc.

Interceder :  Orar a favor de los demás.

Confesión :  De pecados personales.

Peticiones :  Diversas necesidades.

 

Comienza por la mañana con oración y también ora en el transcurso del día. Lleva a Dios todos tus problemas. El se interesa por todo lo que te ocurre (1 Pedro 5:7). Así como nuestro cuerpo necesita respirar nuestro espíritu necesita orar.

 

Podemos orar libremente a nuestro Padre sabiendo que somos bienvenidos cuando veni-mos “en el nombre de Jesús”. Juan 16:23-24; Juan 16:26-27. Nos trae a la presencia del Padre.

 

Gracias al privilegio de la oración, Dios nos invita a crecer en la relación con él, pues podría enviarnos lo que necesitamos por medio de sus ángeles, pero él quiere estar con noso-tros.

 

Al orar aprenderás muchas cosas de él. Cuando ores no te preocupes por usar palabras rebuscadas, solamente ora de corazón. Hablando con honestidad y compartiendo con él lo que sientes y piensas.

 

La oración es mucho más que pedirle cosas a Dios, podemos consultarle cosas, contarle nuestros problemas, expresar nuestros sentimientos, etc. Mateo 7:7-11

 

Debemos orar con entendimiento, sabiendo lo que decimos, y fe, creyendo que Dios es fiel; y veremos que Dios nos responderá (teniendo en cuenta que lo que pedimos es lo mejor o no).

 

Sugerencias para su tiempo diario con Dios:

 

1. Planea un tiempo diario con Dios.

2. Busca un lugar tranquilo.

3. Mantener una lista de peticiones y respuestas de Dios.

4. Orar acerca de los planes para el Día.

 

¡¡ Haga de la oración un hábito, una práctica diaria y constante y será muy provechoso, muy beneficiosos para usted y también para otros!!